Sexo gay barcelona

Contactos gays Barcelona

Mientras compraba la entrada, escuché comentarios dirigidos hacia mí. Cumplidos incómodos, agresivos, explícitos y demasiado sexuales. Claro que puede sonar incongruente que me queje de insinuaciones de este tipo llevando un jockstrap mientras me dirijo a una orgía nudista, pero aun así, no creí que fuera para nada respetuoso que una manada de hombres veinte años mayores me soltasen una retahíla de piropos mientras yo estaba solo y en una clara situación de inferioridad.

Tras comprar la entrada, uno de los empleados me dio unas chanclas, unas toallas y me preguntó mi rol sexual.

Lo primero que me encontré dentro de la sauna fue un largo pasillo sin luz del cual salían algunas puertas de cabinas y cuartos oscuros. Pensaba que venía a dejarme las rodillas, pero durante los diez primeros minutos me dejé la vista. Llegué a una zona con una sauna térmica, entré y lo primero que vi fue a un tío haciendo una doble mamada.


  • Todos los locales con cuarto oscuro en Barcelona;
  • Chicos de Cámara en Vivo.
  • chicos gays por oriente de asturias.
  • cine gay en espanol.

Toda la timidez que tenía se fue. Me senté en un banco de la sauna y vi que la mayoría de personas que había rondaban la cincuentena. Cuando me cansé por el calor, me levanté y me fui. Me resultaba algo incómodo ir desnudo por los espacios del local, porque me tocaban el culo, me agarraban el pene, y hasta uno me metió un dedo, sin preguntar ni nada. Entré en una sala con DJ donde servían las consumiciones gratuitas. Era una habitación decorada con motivos egipcios llena de personas mayores. Me tomé la cerveza y me crucé miradas con un madurito bastante sexy. Aunque era incómodo notar tantas manos y personas que querían entrar en el juego, entiendo que si quería un polvo con intimidad ese no era el lugar, y era lícito que ellos intentasen participar.

Llevaba una racha haciendo de pasivo, y me apetecía hacer de activo así que se lo dije. Cogimos condones y lubricante de una cesta que estaba ahí y me tiró a cuatro patas sobre el colchón del centro de la sala.

Hotel Axel totalmente Gay I Arlette Carreño

Mientras estaba a cuatro patas, un hombre me puso los dedos en la boca de forma agresiva, como si fuera una mamada. Tras apartar dos o tres veces la cara, se fue. Flipé, me veían como un agujero, un objeto sexual.

Seguidores

Nunca me habría imaginado que entraría en una orgía a ritmo de Mecano. Después de follar con él, le volví a mirar y me gustó bastante, tanto él como el polvo. Era así rollo George Clooney, pero en osito. Pensé que hasta podría convertirse en mi sugar daddy recurrente. Me dijo su nombre: Me pasé un buen rato en el cuarto oscuro viendo hombres en contrapicado.

Vamos, de rodillas.

Gay Barcelona Porn

Gemían mucho y me excitaba. Empezamos con preliminares y me la intentó meter sin condón. Me fui. Casualmente, un par de ellos tenían anillos en el dedo anular.

Bares de Cruising Gay en Barcelona

Probablemente estaban casados con alguna mujer y seguían en el armario. Me dejaron flipando. Su cantidad de rincones permiten incluso elegir dónde postrarse.

Muchos celebran la intimidad de sus lavabos, diseñados adrede para arrodillarse con incluso cierta comodidad. Desconocido por algunos barceloneses a la hora de hacer sus compras, en el mundo gay estos grandes almacenes son com el Arena vespertino. Como generalmente hay pocos compradores, los lavabos suelen ser menos frecuentados por aquellos que van a hacer aguas menores y quienes practican cruising se reconocen enseguida.

Barcelona Porn Gay Videos | raicyvinohunt.ga

Eso sí, el punto G es la planta -1 parking. El recinto de plaça d'Universitat y sus facultades de filología donde continuar haciendo uso de la lengua son sobradamente conocidas en el mundo del cruising. Por ello es conveniente subir hasta el campus de Palau Reial y abrir frentes. En Madrid existen cientos de zonas donde poder practicar cruising y muchas de ellas con una gran afluencia. Si quieren descubrirlas Hoy te destacamos.